El llamador de ángeles es un amuleto de protección con una esfera en su interior, que al moverlo emite un sonido de cascabel.

Uno de los  usos más populares de los llamadores de ángeles es como amuleto de protección durante el embarazo.

 

Existen varias leyendas sobre la historia y orígenes de los llamadores
de ángeles. Quizás la más popular sea una leyenda que nos cuenta que, hace miles de años, los humanos vivían en contacto cercano con los ángeles de la guarda o ángeles guía, y por una razón desconocida, el mundo en el que convivian se dividió en dos, separando el mundo de los ángeles y el de los humanos. Para no perder el contacto y como vínculo entre los dos mundos, los Ángeles crearon estas esferas de protección que al moverlas sonaban como campanillas, así cuando un humano se sintiera en peligro o necesitasen su ángel de la guarda, solamente tenían que agitar la esfera para que este acudira en su ayuda.

 

A su vez  el colgante podria ser usado durante el embarazo ya que la madre y su bebé comparten el mismo Ángel de la guarda, protegiendo a ambos y haciendo que el bebe crezca sano y fuerte.

 

También se dice que el sonido del llamador de ángeles logra calmar al bebé mientras está en el vientre de su madre y luego al nacer reconocen el sonido, ayudandoles a relajarse y dormir mejor.

Llamador de ángel

10,00 €Precio