El cuenco tibetano Shankara esta compuesto por siete metales y hecho a mano.

Los cuencos tibetanos son utilizados desde hace siglos por los lamas del Tíbet como un instrumento musical para inducir a profundos estados mentales de bienestar, relajación y meditación, también empleado para tratar determinadas dolencias del cuerpo y de la mente.

Hoy en día también se utiliza como una potente herramienta terapéutica, para limpiar amuletos y recargarlos de buena energía.

 

Equilibran los puntos energéticos del cuerpo (Chakras), reducen el estrés, aliviar tensiones, equilibrar los hemisferios cerebrales, armonizar el espíritu, cuerpo y alma, limpieza de energías negativas tanto corporales como en el entorno que nos rodea.

 

Éste cuenco está hecho siguiendo la alquimia de los cuencos tibetanos tradicionales de Nepal, es totalmente hecho a mano desde su fundición. Se compone de 7 metales, oro, plata, mercurio, cobre, hierro, estaño y plomo.

Cada cuenco tiene un sonido particular y único, este cuenco al ser artesanal tiene mucha vibración, se puede notar incluso acercando el cuerpo sin llegar a tocarlo, es ideal para masajes y meditación. El sonido es muy prolongado y agradable al percutirlo.

La baqueta está incluida en el precio.

Cuenco tibetano Shankara 11,5cm. Siete metales

56,00 €Precio
  • - Equilibran los puntos energéticos del cuerpo (Chakras).

    - Reducen el estrés.

    - Alivian tensiones.

    - Sanación.

    - Equilibran los hemisferios cerebrales.

    - Armonizan el espíritu, cuerpo y alma.

    - Limpieza de energías negativas tanto corporales como en el entorno que nos rodea.